jesusmorenoImpulsados por los significativos aportes sociales, ambientales y económicos que promueve la producción de la Macadamia, y luego de más de 10 años de esfuerzos realizando distintas iniciativas para apoyar el desarrollo de este mercado en la República Dominicana, como la creación en el 1995 del Helado de Macadamia Etiqueta Negra de Helados Bon , el empresario Jesús Moreno Portalatín junto a sus hermanos, el Consorcio Ambiental Dominicano CAD, el Instituto de Desarrollo de la Economía Asociativa IDEAC y el empresario Manuel Arsenio Ureña , fundaron en marzo del 2004 la empresa Comercializadora Los Montones con su marca “La Loma”.

De esta manera nace un nuevo modelo de negocio sostenible, que asegura la continuidad de la reforestación con árboles de macadamia, a la vez que dinamiza la actividad social económica del país en zonas rurales y urbanas con el cultivo y comercialización de la nuez.

Dicha empresa inicio sus operaciones el 7 de noviembre del 2005, saliendo al mercado con una línea de galletas wafers rellenas de crema de macadamia y recubiertas de chocolate con trocitos de macadamia, oferta que fue complementada un año más tarde con la venta de nueces enteras y picadas al granel y envases de macadamia con sal y sin sal en frascos de cristal de 4.5 onzas.

Esta nueva gama de productos fue posible ya que a principios del año 2006 se contrato de manera fija un Encargado de Producción con más de 35 años de experiencia en el procesamiento de nueces de macadamia. Conjuntamente se importó desde Costa Rica toda la maquinaria industrial requerida para el procesamiento de las nueces de macadamia en concha, convirtiéndose así, Comercializadora Los Montones, en la primera y única planta para la Producción de Macadamia en la historia de la República Dominicana y el Caribe.

Desde finales del año 2006 hasta el 2008, la empresa se dedicó a ampliar sus canales de distribución pasando de Heladerías Bon a Supermercados, Farmacias, Hoteles, Gift Shops, Pastelerías y Restaurantes.

A finales del 2008 se cambió la imagen corporativa de la marca, lo cual incluyo un cambio del logo, línea grafica, empaques de Wafers y envases de 4.5 onzas. El objetivo perseguido fue proyectar una imagen más natural, moderna y uniforme con el tipo de producto y filosofía del negocio. Los envases de cajitas de Wafers solo cambiaron su diseño, y los de 4.5 onzas de cristal fueron sustituidos por envases de cartón biodegradables. A la vez se desarrollaron y lanzaron 2 nuevos sabores de la línea 4.5 onzas, Macadamia con Pasas y Macadamia Caramelizada, sabores que se unieron a los tradicionales de Macadamia con sal y sin sal, cada sabor con un color distinto de etiqueta.

Durante el 2009 esta nueva gama de productos junto a un plan de comunicación institucional, fortaleció el posicionamiento de la marca La Loma a nivel nacional. Ejemplo de esto fue el reconocimiento que recibió la empresa como “Modelo Empresarial Sostenible”, entregado por el Centro de Innovación Atabey. A final de este mismo año siguiendo los esfuerzos de diversificación de productos, se creó el “Turrón de Macadamia”.

Desde noviembre del 2009 y durante el 2010 se ha marcado un precedente de acción social dentro de la empresa, con la realización de diferentes proyectos como el Seminario Almuerzo: “Dos Países, Una Nuez” y con la puesta en marcha de los “Bonos Verdes de La Loma” . Ambas iniciativas promueven la reforestación de la Isla Hispaniola mediante la captación de inversión y el apadrinamiento de arboles de macadamia certificados para familias de pequeños productores en zonas rurales.